El año pasado tuvimos la oportunidad de realizar un trabajo de decoración del crucero más grande del mundo para su viaje inaugural en el Puerto de Barcelona, el Harmony of the Seas de la naviera Royal Caribbean

Para ello, nuestros decoradores Noemí y Emilio tuvieron que viajar hasta Inglaterra, donde se encontraba el crucero antes de emprender su ruta hasta Barcelona. Tuvimos que montar 17 plantas del barco en 6 horas, que era el tiempo que teníamos. Nos mezclamos entre miles de personas que estaban ahí trabajando (nos dijeron que unos 2000) algo espectacular. ¡Todo a lo grande!

Terminamos con un sentimiento de haber vivido una de las mejores experiencias de nuestras vidas.

Para la vuelta teníamos todo listo para que la decoración de la Terminal del Puerto de Barcelona luciera como merece para dar la bienvenida a todos los pasajeros que habían podido disfrutar del primer trayecto por el Mediterráneo del Harmony of the Seas.

¡Fue sin duda una experiencia única y un reto para nuestro equipo!