No todas las bodas son blancas…

Hasta no hace mucho, cuando pensábamos en una boda, una de las primeras cosas que nos venía a la cabeza era el color blanco. Sí, en las bodas acostumbraba a ser todo de color blanco incluyendo también tonos pastel tales como crudo o marfil. La popularidad de este color puede remontarse al año 1840, el en que se produjo el matrimonio de la reina Victoria.

 

flores para bodas

Aún así, las bodas con colorines se estilan cada vez más entre las novias más jóvenes y atrevidas, aunque poco a poco el color en las bodas se va haciendo un hueco ya sea en pequeños detalles como ramitos de lavanda sobre las servilletas o lazos de tul y flor de color en las sillas de la ceremonia…

 

Des de no hace mucho, el color por excelencia era el blanco ya que simbolizaba la pureza del corazón y la inocencia de la niñez y la tradición de utilizar el color blanco en la boda continúa hoy en día, aunque sí es cierto que también hay quien opta por otros colores y hoy os vamos a enseñar unas fotos de una boda que hemos decorado este fin de semana y que nos ha maravillado precisamente por sus colores.

Fue una boda con muchos colores y muchas plantas aromáticas, estilo rústico. En las bodas, se tiende a utilizar plantas aromáticas para las decoraciones para dar un aire rústico y muy natural. Es una tendencia más común cada día y como dicen, aunque sea un pequeño detalle en los que muchos no piensan, otros saben que ¡los pequeños detalles marcan la diferencia! Así que habrá que tenerlo más en cuenta…

En particular, las flores de colores que aparecen en las fotos se llaman statice y las plantas son las reconocidas lavandas.

decoración floral para bodas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué os parece? ¡A nosotros nos dejó fascinados!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *